DEFENSORIA DEL PUEBLO

Llámenos : +507-500-9800 face1 twitter1 instagram Síguenos en Youtube

Jueves, 14 Febrero 2019 15:52

SOBRE VIOLENCIA POLÍTICA CONTRA LAS MUJERES

La Defensoría del Pueblo hace un llamado a toda la ciudadanía, con relación a los ataques mediáticos y violencia política y de género perpetrada en contra de las candidatas a puestos de elección popular que buscan menoscabar su integridad, desvirtuando así, el justo desarrollo de la contienda electoral a tomar lugar en el mes de mayo 2019.

 


Recuerda que la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra la Mujer (Convención Belem Do Pará), establece en el artículo 5 que “Toda mujer podrá ejercer libre y plenamente sus derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales y contará con total protección de esos derechos consagrados en los instrumentos regionales e internacionales sobre derechos humanos". 

 

Toma en cuenta que la violencia política puede darse en distintos escenarios, ya sea por atentado directo o por la invisibilización de las aspirantes. Es nuestro deber como institución salvaguardar los derechos humanos de toda la población panameña, por ello manifestamos nuestra preocupación ante el uso de campañas estigmatizante y discriminatoria contra las mujeres candidatas a puesto de elección popular en las próximas elecciones.  

 

Para esta institución procuradora nacional de los Derechos Humanos, es importante que se hagan valer los mecanismos que permitan el cumplimiento de todos los principios éticos en esta campaña electoral. La violencia política constituye un desatino en el trayecto hacia el torneo electoral, toda vez que desvirtúa no sólo a las candidatas por ser blanco directo de ataques y campañas de descrédito, sino también al electorado que se le priva de conocer de manera transparente y eficaz la oferta electoral, afectando de esta manera la democracia.

 

Queremos recordar a la población, que la Convención Americana de los Derechos Humanos establece en su artículo 5, la necesidad de que la integridad física, psíquica y moral de toda persona sea respetada; en ese sentido, la mujer aspirante a un cargo de elección popular, si bien, somete su imagen a escrutinio público por la naturaleza del cargo a ostentar, no debe de ninguna manera ser objeto de exposición en sentido negativo, irrespeto, acoso directo o por omisión.  Es necesario que tanto partidos políticos, como simpatizantes de candidatos por la libre postulación, reafirmen el compromiso de promover la participación política de las mujeres, por ser también un derecho humano.

 

Finalmente, en virtud de lo expuesto, insta a la población a hacer uso responsable de la información conferida a través de medios digitales, que la misma no sea usada bajo ninguna circunstancia para fines que atenten contra la ética y la buena honra de aquellas mujeres que han tenido la valentía de atender y aceptar el llamado de cara a una contienda electoral, espacio que tradicionalmente ha sido ocupado por los hombres.